Guapos

Ligues de una sola noche: cinco reglas para tener el mejor encuentro sexual de tu vida

Sitios de Capital

Ya sea porque estés en situación de soltería o porque hayas decidido tener una aventura extramatrimonialen ocasiones se cruza en nuestro camino la oportunidad de practicar sexo con alguien a quien acabamos de conocerpongamos, saliendo una noche a ligar. El sexo por primera vez con alguien no es siempre coser y cantar. De pronto te encuentras desnudo frente a una persona que no conoces de nada y tienes dos opciones: preguntar o improvisar. Cuidado porque si optas por la segunda, puede terminar siendo un completo fracaso y, ya que te decides, lo interesante es pasarlo bien. Como explica Zahra Barnes en Yahooexisten cinco reglas que debes seguir si quieres disfrutar del mejor encuentro sexual casual de tu vida. Y son bien sencillas. Una retirada a tiempo es siempre una victoria.

MÁS LEÍDAS

L os temores, tontas creencias y mitos con que los adolescentes estrenan su erotismo dejan en entredicho la adiestramiento sexual. Por alguna razón, para los adultos la sexualidad sigue siendo alarmante. Y por alguna otra razón, ese asombroso almacén de frases hechas, cargadas de mensajes y buenas recomendaciones, a ellos no les llega. Como indica Lara Castro, una de las psicólogas consultadas, es muy importante hacerles conocer que estamos abiertos a hablar de lo que necesiten y crear un espacio de confianza al que pueden acceder en cualquier momento para disipar sus dudas.

Sitios de Akaneiro

Sexo en cuarentena: cómo gozar y cuidarse ante el “corralito sexual”

Así y todo, el tener o denial tener sexo con una persona que conocés esa misma noche es una pregunta que todavía se hacen muchas. Las mujeres llevamos en nuestras espaldas, o mejor dicho en nuestros vegüenzas el mandato del deber ser y parecer una mujer ideal para casarse, y dentro de este mandato si tenemos sexo casual con alguien somos consideradas como mujeres libertinas y algo confiables. Al menos, es lo que podemos leer entre líneas —en algunos casos- o escucharlo directamente en otros. A diario, desde muchos lugares empero sobre todo desde la publicidad ancestral la mujer sigue siendo un gobernante de casa feliz de limpiar los pisos y bailar con los pajaritos mientras refriega las cacerolas negras y percudidas por el paso del tiempo. El sexo casual se puede dar o no, pero somos nosotras las que debemos entender si queremos subirnos a esta aventura —siempre sin ponernos en peligro- evaluando las ganas que tengamos y dejando de lado la represión. Apostemos a nuestra intuición, esa que todas tenemos y nos andanada de meter la pata en muchos casos porque una mujer libre toma las riendas de su vida en todos los aspectos. Y después de todo, pasar un buen momento es una condición humana que disfrutan baza hombres y mujeres.